miércoles, julio 17, 2024
InicioFutbol americanoNFL: el millonario negocio de construir estadios

NFL: el millonario negocio de construir estadios

La National Football League (NFL) se ha convertido en una de las ligas deportiva más lucrativas del mundo y de la historia. Es tanto su poder económico e impacto a nivel global, que los equipos no solo compiten en el terreno de jugo, sino que también en ver quién puede solventar gastos gigantescos. Lo anterior tomando en cuenta toda la infraestructura deportiva: salarios de jugadores, entrenadores y staff, hasta el mantenimiento de las instalaciones.

Negocio millonario

Los dueños han encontrado en la construcción de nuevos estadios una innovadora forma de generar dinero. La edificación de nuevos recintos, es un gran atractivo para la afición local y visitante, traduciéndose a una mejor entrada a los partidos. Con la demanda de los boletos, las directivas pueden darse el lujo de incrementar el precio. 

Asimismo, los patrocinios pueden ser más y de mejor calidad pues compiten por quién es el mejor postor para aparecer en las pantallas o vallas publicitarias. Se estima que el 25% de las ganancias de los equipos proviene de este rubro, por eso es tan importante la selección adecuada de sponsors en el estadio.



Las franquicias no son las únicas ganadoras con los nuevos estadios, las ciudades también se benefician. En primera instancia, por el incremento de visitantes que representa una increíble derrama económica. Además, tienen un recinto que no solo funciona para los deportes, sino que también genera el acercamiento de eventos de entretenimiento. Por tal motivo, los gobiernos locales no dudan en apoyar económicamente la construcción.

Nuevos estadios desde 2010

Desde el inicio de la década del 2010, siete estadios se inauguraron para uso principal de la NFL. En ese mismo año, Jets y Giants presentaron al mundo el ahora MetLife Stadium. Ubicado en Nueva Jersey, el coloso costó 1,600 millones de dólares. Cuatro años después, en Santa Clara, California, los 49ers inauguraron el Levi’s Stadium con capacidad de 68 mil asistentes y un coste de 1,300 millones de dólares.

Para 2016, los Vikings estrenaron el U.S Bank Stadium. Ubicado en Minneapolis, el futurista complejo costó 1,129 millones de dólares. Al año siguiente, los Atlanta Falcons sorprendieron con la inauguración del Mercedes Benz Stadium, con su innovador sistema de apertura y cierre de la cubierta superior, el precio final fue de 1,500 millones de dólares. 

En 2020, el mundo fue protagonista de uno de los eventos más complicados en el último siglo. Aún así, eso no fue impedimento para la apertura de dos estadios. El Allegiant Stadium de Las Vegas y el SoFi Stadium en Los Ángeles. El primero, casa de los Raiders, costó 1,900 millones de dólares. Mientras, el coloso angelino se disparó hasta los 5,000 millones de dólares.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments