domingo, mayo 26, 2024
InicioActualidadJugadores de la NFL amenazados con ser suspendidos

Jugadores de la NFL amenazados con ser suspendidos

Después de un informe de Al Jazeera América que implica a cinco jugadores acusados de usar sustancias prohibidas, la NFL advierte la NFLPA (NFL Players Association) que cuatro de estos jugadores deben someterse a entrevistas antes del 25 de agosto o enfrentar suspensiones a partir del 26 de agosto lo que ha desembocado en una disputa legal.

Los jugadores involucrados son: Los apoyadores de los Green Bay Packers, Julius Peppers y Clay Matthews, y el de los Pittsburgh Steelers, James Harrison, además del apoyador agente libre, Mike Neal, quienes fueron acusados en el reporte de consumir drogas para optimizar el rendimiento físico.  

Los tres jugadores en activo aceptaron ser entrevistados el pasado jueves 18 de agosto.

La NFL amenazó formalmente el lunes 15 de agosto con suspender a cuatro jugadores implicados en el informe de Al Jazeera América publicado el  29 de diciembre del 2015, “The Dark Side: Secrets of the Sports Dopers”.

Otro de los nombres que estaban involucrados en el informe era el de Peyton Manning, a quien se le acusaba de usar la hormona del crecimiento humano. Sin embargo, la  liga descartó dichas acusaciones ya que “no las encontró creíbles”.

No obstante, el lunes en una carta de Adolpho Birch, vicepresidente de la política laboral de la NFL, hacia la NFLPA exigió su cooperación en el caso de los otros cuatro acusados y advirtió que de no presentarse a entrevistas, se enfrentarían a suspensiones.

¿Por qué quiere demandar la NFL?

Desde el punto de vista de Adolpho Birch, la NFLPA ha puesto trabas en la investigación activa de la liga en el caso de los cuatro jugadores, ya que afirma que la asociación había negado reiteradamente las solicitudes de entrevistas y en su lugar solo presentaron declaraciones “superficiales” y “totalmente carentes de detalles” en nombre de los jugadores.

De igual forma, el vicepresidente de la política laboral de NFL, expresó escepticismo sobre la promesa de la NFLPA en que las declaraciones de los cuatro puedan ser tratadas como declaraciones juradas, lo que significa que cualquiera de los cuatro jugadores teóricamente podría enfrentar cargos de perjurio si sus declaraciones contienen afirmaciones conscientemente falsas.

En ese sentido, la carta pone en duda tanto la veracidad y fiabilidad de las cuatro declaraciones, recalcando que el agente libre Mike Neal hizo una declaración “demostrablemente falsa”.

Además de que la NFL no estaba presente cuando se hicieron las declaraciones y no está claro si estas fueron debidamente notariadas.

¿Por qué la NFLPA objeta las demandas?

La NFLPA tiene su propio conjunto de razones sensatas para no estar de acuerdo con esas entrevistas. Ellos argumentan que la liga ya ha aclarado el caso de Manning, y esto podría decirse que siembra dudas sobre la exactitud del reporte de Al Jazeera. La NFLPA podría preguntar si la NFL no pudo comprobar las demandas contra el ex mariscal de campo, ¿por qué la liga espera poder probar las acusaciones contra los otros cuatro jugadores?

Así mismo, la asociación puede alegar que no quiere crear un precedente, sin saberlo, por lo que cada vez que un medio acusa a un jugador de algún tipo de delito, este se somete a una entrevista con funcionarios de la liga. La NFLPA puede insistir en que esta dinámica sería tanto perjudicial como una carga, sobre todo en una época en que los medios tienen incentivos financieros.

¿La NFL tiene todo para ganar el caso?

La carta de Birch cita el artículo 46 del convenio colectivo de trabajo, así como el contrato del jugador de la NFL, que cada jugador tiene que firmar el fin de obtener la elegibilidad para jugar en la liga. En el artículo, se otorga Roger Goodell, comisionado de la NFL, la autoridad para disciplinar a los jugadores por cualquier “conducta perjudicial” para la liga.  Además tiene entera autoridad para determinar si la conducta de un jugador es perjudicial y cómo el jugador debe ser castigado.

En ese sentido, la ambigua redacción de “conducta perjudicial” puede incluir una falta de cooperación en una investigación de la liga, según lo determinado por Goodell. Como fue en el caso de Tom Brady, quien fue castigado en parte, por una supuesta falta de cooperar plenamente en la investigación cuando hizo que su teléfono no estuviera disponible.

 Cortesía - Microsoft

¿Cómo ha cambiado el acuerdo entre la NFL y Microsoft?

Averígualo AQUÍ

Del mismo modo que le ocurrió a los New York Jets en el caso de Brett Favre, quien fue castigado en 2010 por un  fallo de cooperar plenamente en la investigación de la liga por supuestos mensajes inapropiados y fotos lascivas (mientras Brady fue suspendido cuatro juegos, Favre recibió una multa de $ 50,000 dólares).

Con estos antecedentes, la carta de Birch a la NFLPA usa el artículo 46 y el contrato de jugadores para que los cuatro deportistas se vean obligados por ley a “someterse a entrevistas” y “dar respuestas significativas a las preguntas planteadas.”

Con la controversia, el fracaso de la NFLPA en la negociación colectiva para proteger a los jugadores en lo que respecta a la entrevista que la liga solicita, señala que los jugadores deben cumplir con los requerimientos o atenerse a las suspensiones. Incluso si la liga no entrevistó a Manning, quien se retiró en marzo, tan agresivamente como lo sería con Julius Peppers, Clay Matthews, James Harrison y Mike Neal.

Artículo anterior
Artículo siguiente
RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments